A MIS AMIGOS!!!!!

Había un niño que tenía muy mal genio. Su padre le regaló una caja de clavos y le dijo que cada vez que perdiera el control clavara un clavo en la parte trasera de la puerta.

El primer día, el niño había clavado 37 clavos en la puerta. Durante las siguientes semanas como había aprendido a controlar su rabia la cantidad de clavos había disminuido diariamente. Descubrió que era más fácil controlar su rabia que clavar los clavos en la puerta.

Finalmente llegó el día en el que el niño no perdió los estribos. Se lo contó a su padre y éste le sugirió que por cada día que supiera controlar su rabia quitara un clavo. Llegó un día en que el niño le pudo decir a su padre que había conseguido quitar todos los clavos.

El padre tomó a su hijo de la mano y lo llevó hasta la puerta. Le dijo: “Has hecho bien, hijo mio, pero mira los hoyos en la puerta. La puerta nunca volverá a ser la misma. Cuando dices cosas con rabia, dejas una cicatriz igual que ésta. Le puedes clavar un cuchillo a un hombre y luego sacárselo. Pero no importa las veces que le hayas pedido perdón. La herida siempre seguirá ahí”.

Una herida verbal es como una herida física. Los amigos son una joya muy escasa. Te hacen reír y te alientan para que progreses, te prestan sus oídos, comparten palabras de aprecio y siempre quieren abrirnos su corazón.

Perdonadme si alguna vez he dejado un “agujero” en tu puerta…!!!!

 



Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¡Hola mundo!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

SE BUSCA

 
 
La policía busca el cuerpo de un hombre sin cerebro,
y con el pene pequeño.
 
Confírmame que estás bien.
Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

EL CIELO PUEDE ESPERAR

 
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LO BUENO SIEMPRE TIENE UN FINAL

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LA ROSA Y EL SAPO

LA ROSA Y EL SAPO

 

Había una vez una rosa muy hermosa y bella. ¡Se sentía maravillosamente al saber que era la rosa más bella del jardín! Sin embargo, se daba cuenta de que la gente la veía de lejos.

Un día se dio cuenta de que al lado de ella siempre se colocaba un sapo grande y oscuro, motivo por el que nadie se acercaba a verla de cerca. Indignada ante lo descubierto, le ordenó al sapo que se fuera de inmediato. El sapo muy obediente le dijo: Está bien, me marcho si así lo
quieres.

Poco tiempo después, el sapo pasó por donde estaba la rosa y se sorprendió al ver la rosa totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos. Le dijo entonces:

– Te veo francamente mal. ¿Que te pasó?
La rosa contestó:
-Es que desde que te fuiste, las hormigas me han comido día a día y nunca he podido volver a ser igual.

El sapo sólo contestó: ¡Pues claro! Cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre
eras la más bella del jardín.

Moraleja: Muchas veces despreciamos a los demás por creer que somos más que ellos, más bellos o
simplemente que no nos "sirven" para nada. Dios no hace a nadie para que esté de sobra en este mundo. Todos tenemos algo especial que hacer, algo que aprender de los demás o algo que enseñar, y nadie debe despreciar a nadie. No vaya a ser que esa persona nos esté haciendo un bien del cual ni siquiera seamos conscientes.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

CRY ME OUT

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario